Los sistemas de andamiaje constituyen una plataforma de apoyo en la que obreros, personal y otros elementos deben transitar con seguridad y estabilidad durante el proceso de construcción o remodelación de casi todo tipo de edificaciones, incluyendo en su montaje poleas y otros mecanismos para el traslado de materiales y herramientas.

La complejidad de la obra a realizar determina el tipo de sistema de andamiaje que se requiere para garantizar la eficiencia y seguridad de la labor, por lo que podemos clasificar el tipo de andamios en tres tipos:

  • Andamio de Caballetes
    Son plataformas de trabajo sostenidas por marcos en forma de “A” o soportes plegables similares.
    Pueden ser rígidos o plegables, y únicamente se emplean para trabajos livianos de duración relativamente corta.
  • Andamios Colgantes
    Se utilizan en estructuras o edificios altos donde no es factible erigir un andamiaje desde el suelo.
    Se dividen en dos clases principales:  Plataformas colgantes y Plataformas articuladas o independientes.
    El montaje de estos tipos de andamios debe ser realizado por personal experimentado, y solo pueden ser utilizados por personas que hayan aprendido el uso del equipo y los dispositivos de seguridad, y tengan un entendimiento práctico de la carga máxima y los procedimientos de urgencia en este tipo de sistemas de andamiaje.
  • Andamios de Torre
    Son los habitualmente usados para construcción en altura, donde no existe tránsito peatonal o vehicular que dificulten su instalación. Cuentan con estructuras que forman verdaderas torres configuradas por montantes que conectan barras horizontales en las que se posan y sujetan las plataformas de trabajo.
    Dependiendo de la altura y el uso, pueden no estar fijos al suelo, contando con ruedas con frenos de seguridad que permiten fijar el andamio durante el trabajo, y poder desplazarlo hacia otro punto de la obra sin desmontarlo.

En todo caso, los andamios deben de ser estables, firmes y seguros, por lo que deben fabricarse con materiales adecuados y empleando el tiempo necesario para su correcto armado.

Contacte a los asesores de ICAM para conocer más sobre el tipo de andamiaje más apropiado para su proyecto de construcción.